MACSA: la movilización desmonta el ERE

El 21 de noviembre, la dirección de la Empresa dependiente del Área de Las Artes, Madrid Arte y Cultura, S.A. (MACSA), presentaba el Despido Colectivo (antes ERE) de un total de 75 compañeras y compañeros de los teatros municipales.
En el periodo de consultas, que la Reforma Laboral de Rajoy ha limitado a un mes escaso, la dirección de la Empresa reconoció su intención de enviar a una parte de los afectados al paro, situado en nuestro país en cifras cercanas a los 6 millones.
El Delegado de Las Artes Fernando Villalonga y la Alcaldesa Ana Botella pretendían así resolver la disminución del presupuesto de MACSA en 8 millones de euros… Como llevan haciendo los poderosos los últimos cuatro años: actuando contra la parte más débil, ajenos ellos a arrimar el hombro, negándose a reducir sus salarios y Altos Cargos, manteniendo gastos innecesarios, impidiendo repartir las cargas de la crisis, sin asumir responsabilidades por la deuda que han generado en el Ayuntamiento de Madrid.
La Asamblea de Trabajadores y Trabajadoras de MACSA aprobó el Acuerdo final por 200 votos a favor, 29 en contra y 6 abstenciones. Un total de 39 compañeros y compañeras pasarán a trabajar en el Ayuntamiento. 5 abandonan la Empresa voluntariamente, acogiéndose a la oferta de bajas incentivadas (40 días por año) Finalmente, nadie irá obligatoriamente a engrosar las filas del paro.
No sólo el Despido Colectivo que pretendía la Corporación ha quedado desmontado al saldarse con una rebaja sustancial del número de afectados y la recolocación de la gran mayoría de ellos, sino que las condiciones de reingreso en el Ayuntamiento han acabado por ser satisfactorias tras la negociación desarrollada por nuestros sindicatos con los responsables del Área de Hacienda y Administración.
El resultado responde al trabajo del Comité de Empresa y se explica por la movilización de la mayoría de la plantilla. Los trabajadores y trabajadoras de MACSA obtuvieron el respaldo de los espectadores del Teatro Fernán Gómez que abandonaron la función en protesta porque los responsables municipales vulneraron, contratando esquiroles, el derecho constitucional a la huelga. Hemos comprobado cómo cada vez somos más los que entendemos que la lucha por el empleo nos incumbe a todos. Que no podemos seguir divididos ni un minuto más. ¡Que sí, se puede!
Ahora la reestructuración del Ayuntamiento anuncia la fusión de MACSA con Madrid Visitors (antes Promoción Madrid, SA), empresa municipal que era joya del dimitido Miguel Ángel Villanueva. Permanezcamos atentos porque el intento de acabar con la huella del Vicealcalde puede terminar por convertirse en un nuevo quebradero de cabeza para las plantillas de las dos empresas. Una aún con la herida abierta, otra que vivió circunstancias similares hace solo un año.

 

Boletín recopilatorio año 2020

Siguenos

No visible desde la Red Municipal