El progresivo aumento de trabajadores y trabajadoras mayores de 55 años en el Ayuntamiento de Madrid

El personal de más de 55 años, es un colectivo creciente. El Ayuntamiento de Madrid tiene una población trabajadora cada vez más envejecida y que irá en aumento.

El deterioro físico, sensorial y cognitivo de este personal se compensa con la mejora de otros aspectos como por ejemplo la experiencia, la madurez, una mayor paciencia, mayor capacidad para resolver problemas, un pensamiento estratégico, los conocimientos técnicos...

Leer más

Ante esta realidad, la Corporación debe prestar especial atención a estos trabajadores y trabajadoras, realizando una labor de análisis e investigación de los factores que puedan afectar directamente a su seguridad y salud. Al Ayuntamiento de Madrid le corresponde abordar el envejecimiento de estas personas en la gestión de la prevención, incluyendo:

1.-La variable de la edad como factor a calcular en todas las evaluaciones de riesgos y en su planificación, con una acción preventiva continua.

2.- Vigilancia de la salud tanto individual como colectiva y no solo para los riesgos específicos en función de las tareas fundamentales que se realizan sino también los adaptados a la edad y en base a la detección de estos resultados obtenidos, considerar la necesidad de reevaluar determinados puestos de trabajo de más de 55 años.

3.-Elaborar planes de envejecimiento que contengan en su planificación, como mínimo y entre otras, las siguientes actuaciones:

• Adaptación del 100% de los puestos de trabajo, adecuando las tareas que desarrollan estos trabajadores y que pueden afectarlos de manera especial, a través de rotación de tareas, un menor tiempo de exposición, periodos de descanso más frecuentes, ajuste de tareas a sus capacidades intelectuales, trabajo en equipo, mejoras adicionales en la ergonomía del puesto...

• Promoción integral de la salud, que fomenten actividades que eviten la disminución de las capacidades funcionales, ya que estas puede retrasarse con un estilo de vida saludable (con programas de promoción de la salud, dietas, nutrición, aumento de la actividad física, programas hábitos correctos de espalda sana, de posturas forzadas, campañas de Madrid Salud contra el tabaquismo...)

• Transmisión de los conocimientos a los más jóvenes, la empresa en pro de una buena gestión preventiva, debe garantizar una adecuada información/formación específica a todos la plantilla para, (favoreciendo una buena relación intergeneracional) poder beneficiarse de la aportación de la experiencia profesional del personal mayor de 55 años al resto de trabajadores.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Boletín recopilatorio año 2020

Siguenos

No visible desde la Red Municipal
Banner
Banner
Banner