Diez claves para evitar el síndrome posvacacional

Síndrome posvacacionalSegún la revista Prevencionar, dormir mal, no aguantar el ritmo diario, irritabilidad, llegar sin fuerzas al final del día o tener dificultar para concentrarse son algunos de los síntomas del síndrome postvacacional. La vuelta a la rutina hace que el cansancio aumente y realizar tareas del día a día cueste más de lo habitual. Estos síntomas, que suelen remitir a los 10-15 días, no solo afectan a los trabajadores sino a todas aquellas personas que vuelven a sus obligaciones laborales, familiares o de estudio, tras un periodo vacacional.

Desde la Secretaría de Salud Laboral y Responsabilidad Social de la SSI-CCOO, os animamos a practicar estas medidas para evitar la depresión en la vuelta a la rutina, y además, incorporar hábitos a nuestra vida cotidiana como la higiene del sueño (dejar fuera de la zona de descanso móvil, tablet, televisión, radio…)o la práctica de disciplinas de bienestar (yoga, pilates, mindfulness etc..).

 

¡¡¡BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS AL TRABAJO!!!

Leer más

IMF Business School ha creado una lista con 10 claves para evitar o minimizar los efectos de la vuelta de vacaciones

1. Buscar nuevos retos: Como si de un nuevo año se tratara, emprender nuevas ideas ayuda a reinventarse y reduce la ansiedad de volver a la rutina. Estudiar o especializarse en algún sector son factores claves para aumentar la motivación tras las vacaciones. Retomar la búsqueda de empleo a la vez que se aprenden nuevos conocimientos reduce el estrés e irritabilidad.
2. Practicar deporte: Ayuda a liberar endorfinas, responsables de hacernos sentir felices y relajados. Además, con la práctica deportiva el cuerpo se libera del estrés acumulado y llevar una buena alimentación influye en nuestro estado de ánimo.
3. Positividad: Interpretar la vuelta a la rutina con una mentalidad positiva y no como una carga. De esta manera, será más motivador si se piensa que se van a retomar las relaciones con los compañeros o en reinventarse, buscar nuevos retos o ser capaces de hacer realidad esos sueños pendientes.
4. Fijarse objetivos a corto plazo: A la vuelta, lo mejor es realizar una lista con las tareas o sueños por cumplir a corto y medio plazo. Comenzar con talleres o cursos de corta duración, favorece la sensación de bienestar con uno mismo y a la vez permite seguir con los quehaceres diarios sin invertir una gran cantidad de tiempo.
5. Volver a la rutina de forma gradual: Incorporarse a las tareas al día siguiente de volver de las vacaciones es un error muy común. Se recomienda, a quien pueda hacerlo, tomarse unos días antes para dedicar unas horas a desempeñar las obligaciones diarias y así acostumbrarse poco a poco a la rutina diaria y coger el ritmo.
6. Dormir 8 horas diarias: Aunque es algo que todos conocemos, en estos momentos se convierte en una medida importante. En las vacaciones se trasnocha más y se madruga menos. Por eso, evita dormir la siesta y poner el despertador unos minutos antes los primeros días, ayudará a regular los ritmos de sueño y reducirá las prisas y el estrés.
7. Levantarse más temprano unos días antes de reincorporarse: Al igual que la medida anterior, madrugar ayuda a facilitar la adaptación a los nuevos horarios.
8. Retomar el contacto: Durante las vacaciones se pierde el contacto diario con amigos, familiares y compañeros de trabajo. aprovechar para quedar con los que no se ha visto, ponerse al día y compartir las experiencias vividas es una buena forma de readaptarse a la rutina.
9. Reducir el consumo de cafeína: El té, el café y otras bebidas estimulantes, agudizan los síntomas de estrés y nerviosismo. Además, favorecen el insomnio, que aumenta la sensación de cansancio y agotamiento.
10. Tener paciencia: El síndrome postvacacional es pasajero. Los síntomas desaparecen en el momento que se readapta a la rutina. Es cuestión de tiempo. Si se alarga demasiado, lo recomendable es consultar a un especialista.

Desde la Secretaría de Salud Laboral y Responsabilidad Social de la SSI-CCOO, os animamos a practicar estas medidas para evitar la depresión en la vuelta a la rutina, y además, incorporar hábitos a nuestra vida cotidiana como la higiene del sueño (dejar fuera de la zona de descanso móvil, tablet, televisión, radio…)o la práctica de disciplinas de bienestar (yoga, pilates, mindfulness etc..).

¡¡¡BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS AL TRABAJO!!!

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Boletín recopilatorio año 2020

Siguenos

No visible desde la Red Municipal
Banner
Banner
Banner